OPIA

Ram Dass,
AQUÍ y AHORA

Ram Dass, AQUÍ y AHORA

Ram Dass joven, adulto y mayor
Ram Dass hablando al público

AQUÍ y AHORA fue una guía pionera en divulgar el Bhakti yoga (yoga de la devoción) en Occidente y en enseñar a los occidentales a convertirse en yoguis.

Por su repercusión en el movimiento hippie y los subsiguientes movimientos espirituales, ha sido considerada «la biblia contracultural» y el texto más influyente de aquellos tiempos. Además de popularizar la expresión que le da título, AQUÍ y AHORA ha influido en grandes personalidades del siglo XXI como Steve Jobs.

En 1971 Ram Dass escribió uno de los libros espirituales más influyentes jamás escritos Aquí y Ahora (Be Here Now)Después de leer sus pensamientos y admirar sus ilustraciones su luz te llena el alma. 

El libro consta de tres secciones discretas : una breve descripción del viaje personal de Ram Dass, meditaciones acompañadas de ilustraciones y, por último, un manual específico para recorrer el camino espiritual. Termina con una extensa lista de lecturas recomendadas para seguir recorriendo este sendero.

Resumir aquí todo el libro no solo es desaconsejable, sino imposible. Necesita pasar por el filtro personal de cada lector. Entonces, lo que haré es resumir brevemente cada una de esas tres secciones principales y al final os contaré una historia de su viaje que os va a dejar flipando.

Ram Dass en 1970
«Es importante no esperar nada, asumir cada experiencia, incluso las negativas, como simples pasos en el camino. Y continuar.»

El viaje de Richard Alpert

Richard Alpert nació 6 de abril de 1931 en Boston, en una familia  relativamente acomodada. De 1958 a 1963 enseñó Psicología en Stanford y luego en Harvard.

En 1961, mientras estaba en Harvard, las exploraciones de la conciencia humana lo llevaron, en colaboración con Timothy Leary, Ralph MetznerAldous Huxley, a realizar una investigación intensiva con psilocibina, LSD-25 y otros enteógenos.

Ram Dass y Leary querían abrir la mente a una conciencia más profunda y llevaron a cabo experimentos que incluían administrar la droga a “músicos de jazz, científicos, físicos y filósofos…”. Después, les hacían cuestionarios sobre sus experiencias.

De esta investigación surgieron dos libros: The Psychedelic Experience (en coautoría con Leary y Metzner, y basado en El Libro Tibetano de los Muertos); y Las Grandes Metáforas de la Tradición Sagrada

Debido a la política «anti-hippie» de EEUU, Richard Alpert y Timothy Leary se convirtieron en personas non gratas y fueron despedidos de Harvard en 1963.

Timothy Leary Richard Alpert Ram Dass Ralph Metzner
Timothy Leary Richard Alpert (Ram Dass) y Ralph Metzner antes de convertirse en iconos contraculturales.

Los dos exprofesores se mudaron más tarde a una mansión en Millbrook, en Nueva York, puesta a su disposición por los herederos de la fortuna del empresario Andrew Mellon, y continuaron allí sus experimentos.

El activista social y político Abbie Hoffman (el de «Los Siete de Chicago» o los escritores de la generación beat Allen Ginsberg y Jack Kerouac fueron algunos de los que se pasaron por el lugar.

Ram Dass contó que una vez, se encerró junto a otras cinco personas en un edificio de la finca durante tres semanas y que tomaron LSD cada cuatro horas para evitar la frustración del “bajón”.

“Lo que sucedió en esas tres semanas en esa casa nadie lo creería, incluyéndonos a nosotros”, escribió en “Aquí ahora”. También habla sobre la dureza del inevitable regreso a la realidad.

¿Qué podían hacer entonces Tim Leary y Alpert? Pues irse a México a tomar setas Psilocybe. Dentro de la cultura azteca son conocidas bajo el nombre de teonanácatl — palabra formada a partir del náhuatl teó(ti) (dios) y nanácatl (seta u hongo)— lo que sería traducible como «seta de dios», si bien en algunas ocasiones se interpreta como «carne de los dioses».(usadas tradicionalmente de manera ritual desde hace unos 2.000 años).

Ram Dass junto a su maestro
Ram Dass junto a su maestro Neem Karoli Baba en la India

La expansión de la mente a través de los psicodélicos se convirtió en un catalizador para la búsqueda espiritual. Como muchos estadounidenses contraculturales de la época, viajó a la India en busca de respuestas.

Allí conoció a un joven estadounidense de Laguna Beach, California, llamado Bhagwan Dass, quien le presentó al hombre que se convertiría en su gurú, Neem Karoli Baba. La transformación de Richard Alpert en Ram Dass había empezado.

Desde 1967 hasta que salió Be Here Now en 1971, su relación con Neem Karoli Baba se convirtió en el verdadero norte de Ram Dass, el punto focal de su crecimiento espiritual y la inspiración central detrás de todo el libro.

Observaciones espirituales con ilustraciones

Esta es la sección más grande del libro y juro que parece que la escribió mientras tomaba LSD (aunque parece ser que no fue así). Las ilustraciones místicas y alucinantes están rodeadas de texto que equivale a un caleidoscopio de observaciones espirituales. Es indescriptible, otra razón por la que tienes que leer este libro para que puedas experimentarlo tú mismo.

Ilustración ram dass aqui y ahora
Ilustración del libro «Aqui y Ahora» hecha por Ram Dass

Manual para recorrer el camino espiritual

En esta sección, Ram Dass ofrece un panorama completo de los diversos pasos en el camino espiritual. Habla de los gurús, de dormir y comer con consciencia plena. Asanas (posturas de yoga), consejos para meditar y cómo usar mantras. También ofrece ejercicios de pranayama (respiración).

Muestra cómo transmutar la energía de los chakras. Habla de cómo lidiar con el tema del dinero. Y explica la centralidad de la conciencia del testigo.

Aquí incluye una sección sobre el uso adecuado de psicodélicos para el camino espiritual. Termina con un discurso sobre la muerte que todo el mundo debería leer.

Es difícil hacer justicia a esta sección aquí. Igual que con la sección dos, lo mejor que puedes hacer es conseguir el libro y leerlo por ti mismo.

Dicho esto, hay una parte de la sección tres que me impactó especialmente. Escribe sobre una trampa en la que suelen caer las personas que han viajado mucho por el camino.

Tienes el deseo de saberlo todo y seguir siendo tú, ‘el conocedor’. Es una imposibilidad. Todo el conocimiento finito no se suma al infinito. Para dar el paso final, el conocedor debe irse. Es decir, solo puedes SER todo, pero no puedes saberlo todo. El objetivo no es dualista. Mientras haya un ‘conocedor’ y un ‘conocido’, estás en dualismo. (sección 3, página 86)

«El conocedor debe irse». Me encanta eso. Lo que crees que eres TÚ de deshace como una pastilla efervescente dentro de tu consciencia . Por lo que solo queda consciencia.

Eso es lo que significa yoga en sánscrito: unión. Donde una vez hubo dos, solo hay uno cuando estos dos se unen al final del camino espiritual.

Ram Dass meditando
«No puedo hacer nada por ti, excepto trabajar en mí. Tú no puedes hacer nada por mí, excepto trabajar en ti.»

El día que Ram Dass conoció a su maestro

La noche antes de conocer a su gurú por primera vez, Ram Dass se estaba quedando en un pequeño pueblo en el noreste de la India tratando de resolver algunos problemas de visado. Se despertó en medio de la noche para salir a mear.

Mientras lo hacía, miró hacia el cielo estrellado y sintió la presencia de su madre, que había muerto el año anterior por problemas en el bazo. En esos momentos sintió una poderosa oleada de amor por ella. Sin pensar mucho en eso, volvió a la cama.

Al día siguiente, su amigo Bhagwan Dass le dijo que tenían que conducir hasta las montañas para ver a su gurú, Neem Karoli Baba, sobre su problema con la visa. A cien millas de su camino llegaron a un pequeño templo al lado de la carretera en las estribaciones de los Himalayas. Bhagwan salió del coche y empezó a correr colina arriba.

Bhagwan y Ram Dass en la India
Bhagwan y Ram Dass en la India

Ram Dass, sorprendido y perplejo, lo siguió. Llegaron a un campo donde un hombrecito de unos 65 años estaba sentado con una manta a su alrededor, rodeado de ocho o nueve personas. Bhagwan rompió a llorar cuando finalmente llegó. Neem Karoli Baba, se inclinó y le tocó los pies.

Ram Dass escribe que estaba pensando: “No estoy haciendo esto. Yo no tengo por qué hacerlo. Ni siquiera sé quién es este tipo».

Después de una breve presentación y charla, el gurú le dice a su gente que se lleve a los dos estadounidenses y los alimente. Más tarde ese mismo día, Neem Karoli Baba convocó a Richard (Ram Dass) para que fuera a verlo.

Ram Dass relata su conversación en el libro «Aquí y Ahora»:

-Neem Karoli Baba: «Estuviste bajo las estrellas anoche».

-Ram Dass: «Sí».

Neem Karoli Baba: «Estabas pensando en tu madre».

Ram Dass: «Sí».

Neem Karoli Baba: «Murió el año pasado».

Ram Dass jura que no le contó a nadie, incluido Bhagwan Dass, su experiencia la noche anterior bajo las estrellas. Ni una sola persona.

Ram Dass dijo que cuando el gurú terminó de hablar, miró a Ram Dass de una manera concreta, la forma en que muchas personas describen que han sentido cuando están en presencia de un auténtico gurú. Lo describen como estar en presencia de amor puro.

Ram Dass en sus últimos años ante el altar de su maestro
Ram Dass ante el altar a su maestro

Ram Dass reaccionó a toda la situación rompiendo a llorar. No por la conmoción de lidiar con la muerte de su madre de una manera tan profunda y misteriosa. Dijo que el llanto no se trataba de sentirse feliz o triste. Dijo que lloró pero: “Me sentí como en casa. Como si el viaje hubiera terminado»

Y en cierto sentido, su viaje había terminado. A partir de ese momento, dedicó su vida a Neem Karoli Baba. Su gurú le dio el nombre de Ram Dass, que significa “sirviente de Dios”. En 1974, Ram Dass creó la Fundación Hanuman sin fines de lucro, y sus proyectos incluyeron el Proyecto Prisión-Ashram, que ayudó a los reos a crecer espiritualmente, y el Proyecto Agonía, que ayudó a dar consciencia y compasión a quienes agonizaban.

La vida que llevó Ram Dass desde ese día en 1967 hasta su muerte en Hawai en diciembre de 2019, alimentó y mejoró la vida de muchos millones de personas, especialmente en Estados Unidos.

Es importante trabajar la compasión respuesta ante cualquier cambio. Tenemos que ser capaces de lidiar con la incertidumbre, el cambio, el caos y la pérdida de poder sin miedo. El miedo nos hace sumergirnos en la ansiedad y el odio.

Todo lo que necesitas es una mente abierta, un sentido del humor cósmico y la noción de que existe el potencial para cambiar tu perspectiva hacia el camino del amor y la compasión.

Más de este autor

Entradas recientes