OPIA

The Dark Side of the Moon,
Pink Floyd

The Dark Side of the Moon,
Pink Floyd

Portada de The Dark Side of the Moon

Uno de los álbumes más vendidos y más aclamados por la crítica de todos los tiempos The Dark Side of The Moon empezó sonando en la gira de conciertos antes de ser grabado. Eso en parte explica la perfección que alcanzó a base de ir puliendo detalles. Eso, y la increíble inspiración artística de TODOS los implicados.

Lanzado originalmente en 1973, The Dark Side of The Moon permaneció en la lista durante 741 semanas entre 1973 y 1988.

 

Portada del disco The Dark Side of the Moon

La vida, la muerte, el dinero, el tiempo, el miedo, la ansiedad y la mente. The Dark Side of the Moon no es un disco de música. Es tumbarte en un tocadiscos, ponerte la aguja en la huella dactilar y darle al play. Es la humanidad entera traducida a ondas sonoras. Espero que haya alguien ahora mismo retransmitiendo el disco en bucle al espacio. ¿Parece que estoy loco? Ya me lo agradeceréis cuando nos invadan los aliens.

Volviendo a la tierra, este disco es una canción de 44 minutos. No quiero ser «pureta» pero hay que escucharlo entero. Y a poder ser con la letra delante. Escucharlo entero es como ir al teatro. Con actores entrando por las ventanas de un salto, dando volteretas continuamente.

Así como posteriormente en The Wall el sonido fue industrial y seco, este disco tiene un toque orgánico, espacial. Los pedales Uni-vibe (como los que usaba Hendrix) y el sintetizador Wurlitzer de Wright tienen parte de culpa.

Integrantes de Pink Floyd
Cuando salió el disco, tenían entre 26 y 30 años

Es un espectáculo auditivo si lo escuchas con auriculares. Las pistas de sonido entrando por la derecha mientras un sonido parece provenir de la parte de atras de tu cabeza y la guitarra te pega por la izquierda. Por no hablar de la continuidad entre pistas llevada al extremo. Si lo escuchas entero no notarás la transición de una canción a la siguiente.

La experimentación sonora es perfecta, gracias a Alan Parsons como descubridor de Clare Torry y como maravilloso ingeniero de sonido (que debería figurar entre los integrantes de la banda). Solo la caja registradora que se escucha en ‘Money’  supuso horas y horas de búsqueda del sonido perfecto. Componer estos sonidos para el comienzo de la canción, pasaba por cortar trozos de la cinta de grabación y pegarlos de forma que fueran rítmicos. Artesanía.

Os pongo en contexto. Unos chavales que rondaban los 30 y empezaban a pensar sobre lo rápido que se les había pasado la vida (como veremos en la canción Time), la esclavitud del dinero (Money) o lo peligrosa que es la mente (Brain Damage). Vamos con las pistas.

 

Speak to me

La primera canción del disco, Speak to me, contiene fragmentos de todas las demás. Es como el índice sonoro de toda la experiencia que se te viene encima.  Si os fijáis escucharéis el latido de Eclipse, los relojes de Time, las cajas registradoras de Money, la risa de Brain Damage, el helicóptero de On the run, la voz de Great gig in the sky, y el piano de Breathe. 

Lo primero que escuchas es un corazón latiendo. De la misma manera que acaba la última canción. Es un símbolo del ciclo de la vida. Como un uróboros de muerte y nacimiento. Otro punto a favor para escuchárselo entero en bucle una y otra vez. 

También se escucha por primera vez en el disco las grabaciones que hicieron en los estudios de Abbey Road a quien pasara por allí. Les daban unas tarjetas con preguntas escritas y grababan sus respuestas. Las preguntas iban desde ¿tienes miedo a la muerte? hasta ¿has pegado a alguien alguna vez? ¿tenías razones para hacerlo?.

Integrantes de Pink Floyd sentados
Richard Wright, Nick Mason, Roger Waters y David Gilmour

Breathe

Esta canción podría haberla escrito Pablo d’Ors. Nos recuerda que apreciemos nuestra vida básicamente. Vete, rompe con la monotonía y la tipicidad, pero no te vayas ni te olvides de tus seres queridos al mismo tiempo. Mire a su alrededor y encuentre su propio terreno, camino, objetivo.

Disfruta de la existencia, porque después de que se acabe el tiempo, todo lo que ha sido tu vida serán esas risas y lágrimas, lo real («lo que toques y veas»), tu recuerdo.

«Respira, respira en el aire»,
Disfruta de la vida ahora mientras puedas.

«No tengas miedo de preocuparte»
No ocultes tus emociones, deja que la gente sepa lo que piensas.

«Vete pero no me dejes»
Sal a ver mundo y haz nuevos vínculos, pero no olvides los que tenías.

«Mira a tu alrededor elige tu propio lugar»
Toma tus propias decisiones, busca tu sitio en el mundo, no dejes que otros piensen por ti.

«Por mucho que vivas, y alto vueles, y sonrisas darás y lágrimas llorarás»
Acepta la vida con sus subidas y sus bajadas.

«Todo lo que tocas y todo lo que ves es todo lo que será tu vida»
Conecta con la realidad, no vivas en el mundo invisible de los sueños.

On the run

Empieza con un desfile de efectos de sonido (incluido el resultado de frotar una guitarra contra pie de micro y meterle distorsión), que te van metiendo la sensación de prisa en el cuerpo. También guitarras al revés como ruidos místicos del espacio. Como lo que escucharon los astronautas cuando vieron el lado oculto de la luna.

Te transmite ese estado mental de cuando estamos demasiado obsesionados con llegar a un destino en la vida y no nos damos cuenta de lo que sucede a su alrededor. La auténtica vida.

Nunca tenemos tiempo para simplemente vivir la vida. Lo que a menudo se debe a la incapacidad de la humanidad para estar satisfecha. La gente teme quedarse quieta de ahí que estén «on the run» («huyendo»).

La sociedad ha distorsionado el significado de la vida para que trate de hasta dónde se puede llegar. ¿El hombre realmente necesita tomar ese avión? ¿Es realmente tan importante a largo plazo? Siempre hay otros vuelos, pero solo tienes una vida para vivir (o no).

Como dijo el portero de los estudios Abbey Road cuando le preguntaron los Pink Floyd: «Live for today, gone tomorrow, that’s me…».

Roger Waters durante un concierto en 1972
Roger Waters en un concierto de la gira del 72

Time

Cuando eres joven piensas: «Bah, tengo toda la vida para hacer todas esas cosas que quiero hacer». Y luego, antes de que te des cuenta, eres demasiado mayor y ya no puedes hacer esas cosas, y te arrepientes de haber dejado pasar todas esas oportunidades («esperando en una silenciosa desesperación»). Y te echas la culpa pero eso no sirve para hacer que el tiempo que has perdido vaya a volver.  También me reconozco en eso de que se te pase la vida «esperando que alguien o algo que te muestre el camino».

Eres joven, la vida es larga y aun queda tiempo para gastar.

Y luego te das cuenta un día de que llevas diez años a tu espalda.

Nadie te dijo cuando correr, llegaste tarde al disparo de salida.

Cada año se hace más corto, nunca pareces encontrar tiempo

Planes que se quedan en nada o páginas a medias

Esperando en silenciosa desesperación, a la manera inglesa

El tiempo se acaba, la canción se termina,
pensaba que diría algo más.

 

The Great Gig in the Sky

Se grabó originalmente como una simple pista de piano, pero Parsons pensó que le faltaba algo. Buscó a Clare Torry, con quien había estado trabajando en otro proyecto, y que estaba en el edificio en ese momento, y le dijo que pensara en la desesperación, la desesperanza y la muerte y que improvisara lo que se le viniera a la cabeza.

Así que fue a la sala de grabación y cantó. Salió pidiendo perdón al grupo pensando que había sido horrible, pero se encontró a los miembros de Pink Floyd flipando con lo que acababan de escuchar. El resultado de esa primera grabación está actualmente en el disco. 

El título se refiere a morirse como ir al «gran concierto en el cielo». No hay palabras para describir lo abrumador que es la sensación de que todos vamos a morir algún día… por eso esta canción no tiene palabras. 

Money

Money tiene que ver con la adicción que tenemos al dinero y la locura que ello conlleva. Es una droga. Te esclaviza. «Money is a hit». El dinero es como un tiro/chute (dosis en términos de droga). Nunca podemos obtener suficiente y toda nuestra existencia a menudo parece enfocada solamente a obtener más.

Trabajo fino de mezcla de Alan Parsons durante el solo: el tema cuenta con una atmósfera de instrumentos, ecos y reverbs para engrandecer esa sección, e ingeniosamente, en cuanto el solo acaba, dichos efectos desaparecen, volviendo a una sensación de menor espacio, con un ambiente más compacto, más intimo.

Y el solo de saxo. No tengo más que añadir que: «EL SOLO DE SAXO».

Concierto en el 73 de Pink Floyd
Concierto de the Dark Side of the Moon en el 73

Us and Them

Nosotros y ellos es la forma de separarnos. Los medios de comunicación, los políticos, los equipos. Mientras nos mantengan distraídos con lo que nos diferencia, no nos uniremos contra las injusticias o nos pondremos de acuerdo para mejorar lo que nos rodea.

Pero la poesía como esta tiene muchos niveles de significado.

Todos podemos ver la referencia a lucha entre nosotros y ellos. Sin embargo, creo que hay otro significado, más puro, para estas palabras. La naturaleza humana. Nos gusta pensar que nos enfrentamos por culpa de nuestros desalmados líderes. Pero el miedo y la avaricia son intrínsecos al ser humano. Cuantas veces has leído el cartel de una persona que pide y has pasado de largo.

Fuera del camino, es un día atareado,
tengo cosas en mente.
Por el precio de un té y una porción,
el anciano murió.

 

Brain Damage

El descenso final de un hombre a la locura. Todo el álbum te está planteando la pregunta: ¿Puede la vida cotidiana volverte loco?. ¿Puede una persona sana perder el juicio por culpa de el ritmo de vida que nos imprime la sociedad?

«El lunático está en el césped» (como referencia a esos carteles de «No pisar el césped») se convierte en loco a quien está sentado en ese césped, que de primeras es natural, pero alguien le ha clavado un cartel de prohibido. La locura es un paso fuera de los límites de la sociedad aceptada («Got to keep the loonies on the path»).

«Los locos están en mi vestíbulo. El papel sostiene sus rostros envueltos contra el suelo, y cada día el chico de los periódicos trae más» . Los medios de comunicación están bombardeándonos continuamente con noticias dignas de volvernos locos. Pero cada día que pasa hay otro periódico en la puerta.

Y si, por lo que sea, «el dique se rompe demasiado pronto» . Nos cuestiona qué pasará si nos pasa lo mismo, y dice que si ese es el caso «Te veré en el lado oscuro de la luna». 

La última parte («Cierra la puerta y tira la llave») dice que abandonamos y reprimimos la locura, como si fuera culpa de la víctima cuando no lo es. Esto es una carrera y nadie se para para ayudar al lesionado. Al igual que Syd Barrett fue dejado atrás por la banda, y como muestra su propia canción Dark Globe, no deberías darte la impresión de que Syd no era consciente de sí mismo.

Te veré en el lado oscuro de la luna»: Roger sintió que podía identificarse con los propios sentimientos de Barrett y también con nuestra propia locura. La luna a menudo se ha asociado con la locura (lunaticos) y la oscuridad. Y la luna misma se divide entre un lado brillante y un lado oscuro, moviéndose lentamente entre los dos. 

Cierras la puerta y tiras la llave.
Hay alguien en mi cabeza, pero no soy yo.

Y si la nube estalla, truena en tu oído,
gritas y nadie parece oírte.

Y si la banda en la que estás
comienza a tocar diferentes melodías,
te veré en el lado oscuro de la luna.

Este último párrafo de la canción hace referencia a las numerosas veces que Syd Barrett (antes de que lo echaran del grupo), en mitad de un concierto, y con toda la banda tocando una canción, se ponía a tocar una melodía totalmente diferente sin avisar.

Syd Barrett había sido el líder de la banda (escribía y componía casi todo) antes de que su mente dijera «hasta aquí hemos llegado». Una mezcla de drogas y enfermedades congénitas le llevaron al abismo.

Cuentan en el documental de «The Making Of The Dark Side Of The Moon» que un día estaban en plena sesión de grabación y apareció un tipo calvo. Y ellos se miraron sin saber qué hacía allí aquel señor. Hasta que se dieron cuenta de que era su amigo de toda la vida Syd. Un genio musical que dejó su legado y partió hacia el lado oscuro de la Luna.

Syd Barrett sentado con su guitarra
Syd Barrett fue «reemplazado» por Gilmour

Eclipse

Todo lo que tocas,
todo lo que ves,
todo lo que pruebas,
todo lo que sientes,
todo lo que amas,
todo lo que odias,
todo de lo que desconfías,
todo lo que salvas,
todo lo que das,
todo lo que negocias,
todo lo que compras, mendigas, pides prestado o robes,
todo lo que creas,
todo lo que destruyes,
todo lo que haces,
todo lo que dices,
todo lo que comes,
todo con quienes te reúnes,
todo lo que menosprecias,
todo con quienes te peleas,
todo lo que existe,
todo lo que pasó,
todo lo que está por venir
y todo lo que está bajo el sol está en sintonía,
pero el Sol es eclipsado por la luna.

El final. Todas las acciones y aparentes contradicciones y conflictos en la vida se resuelven y desaparecen en el momento de la muerte (el sol es eclipsado por la luna: la noche cae para tu cerebro). Incluso el tiempo mismo desaparece.

El Sol representa la mente consciente despierta, la luna es el «lado oscuro» subconsciente. Todo en el cosmos está perfectamente en sintonía, somos nosotros quienes estamos jodidos. Dado que lo lunar está en oposición a lo solar, la mente de la humanidad dividida en dos polos separados (dualidad: luz / oscuridad, hombre / mujer /, bien / mal) estaremos sujetos para siempre al tiempo, la decadencia y la muerte.

El mundo está gobernado por símbolos y signos, no por palabras y reglas. Confucios tenía razón. Aprenda a leer los símbolos que le rodean y TODO empezará a tener sentido. Busca y encontrarás

En este punto, todo se funde y experimentas que ‘»todo bajo el sol está en sintonía» y que todos los problemas y ansiedades fueron construcciones sin sentido de tu mente. Entonces el latido del corazón se detiene. Y solo queda paz.

Más de este autor

Entradas recientes